Eclesiastés: Las últimas preguntas del ser humano

No sé si habéis tenido de niños esa experiencia de recibir lo que se suele llamar “regalos útiles”. Siempre tenemos a esos familiares o conocidos que siempre dicen: “Bueno ya que hay que hacerle un regalo vamos a hacerle un regalo de algo práctico”. Quizás yo he sido un niño muy raro pero creo que a la mayor parte de los niños cuando les traen este tipo de regalos como jerseys, bufandas o calcetines, la sonrisa que tienen se les queda congelada. Al abrir el paquete te das cuenta de que no es exactamente lo que esperabas. Y a veces entre esos regalos útiles que recibimos están los libros pedagógicos, instructivos o que de alguna forma enseñen algo. Yo particularmente recuerdo ir acumulando todo este tipo de libros informativos sobre la naturaleza, la historia y todo este tipo de temas divulgativos. Siempre me llamaba la atención que la pregunta que realmente me interesaba nunca estaba en esos libros. Claro los libros divulgativos no pueden responder todas las preguntas que hasta el último niño se pueda hacer. "¿Por qué?, ¿por qué?" Habréis observado que todo niño, especialmente cuando está en esa fase contestona ¿no?, durante unos años siempre contesta con un “¿Por qué esto? y ¿por qué lo otro?”. El ser humano es al final aquel que se pregunta el por qué de las cosas, somos los únicos que en una fila de hormigas por ejemplo nos parariamos a preguntarnos: “Bueno y ¿por qué voy a seguir?... ¿Cuál es el sentido de todo esto?”. Lo característico de todo esto y lo que nos hace seres humanos es esa capacidad de cuestionar la realidad, el sentido o el propósito de lo que hacemos. Y es por eso que este libro ha conectado tanto con la humanidad a lo largo de la historia. Desde el principio captura nuestra mente con las últimas preguntas de la existencia que pueda plantearse cualquier individuo: ¿por qué?, ¿para qué?, ¿qué sentido tiene todo finalmente?”.



SUBSCRÍBETE




Todas las series de podcasts disponibles para escuchar y descargar