Rick and Morty: Humor, ciencia ficción y nihilismo sin salida

Madrid, 18 de mayo de 2018. Rick and Morty es una serie de humor y ciencia ficción, llena de referencias al género, densa en sus diálogos y original. La libertad creativa de sus dos creadores es absoluta, en el episodio “Pickinillo” Rick se encarna en un pepinillo (¡porque puede!), pero termina rodando, cayendo a las cloacas y siendo atacado por ratas, a partir de ahí Rick comienza a añadirse extremidades, armas con patas de los insectos y alimañas que va matando. El episodio recuerda a la violencia y acción de las dos películas de Keanu Reeves: “John Wick”. Cada episodio es frenético, imaginativo y pide a gritos un segundo y tercer visionado.



El éxito de los dibujos animados para adultos.

Los Simpsons, la longeva serie protagonizada por la familia de Homer ya forma parte de nuestra cultura. Una serie de dibujos animados que no tiene nada de serie infantil, pero cuyas ironías, reflexiones satíricas y críticas sociales no siempre hemos comprendido desde el mundo cristiano. Si los niños y los locos dicen las verdades (afirma el refranero español) estos locos dibujos a menudo ponen un dedo en una llaga que no todos queremos mirar. La serie de dibujos “Family Guy” (en español “Padre de familia”) creada en 1999 lleva 16 temporadas con su humor descarnado, aún menos inocente que los Simpsons, con quien muchos encuentran demasiados puntos en común. Su antinatural personaje, el siniestro bebé Stewie Griffin, obsesionado con las armas y enfermizo megalómano lanza demoledores diálogos como:

Stewie: Estamos... jugando a las casitas.
Lois: Pero si está atado de pies y manos...
Stewie: ...es que es la casita del terror.

“Dejar la leche materna es lo peor que me ha ocurrido en la vida. Seguro que a los Padres Fundadores no les costó tanto la Declaración de Derechos.” - asegura Stewie en la serie.

SouthPark es otro fenómeno que entra de lleno en los dibujos para adultos. Sus protagonistas son cuatro niños que viven en un pueblo ficticio de Colorado. Suma 21 temporadas, un largometraje y cinco premios Primetime Emmy y es de lleno una serie para adultos sin escrúpulos, está llena de lenguaje soez y violencia, no en vano uno de sus running gag es: “¡oh Dios mío, han matado a Kenny!, ¡hijos de ***!”. Sus creadores afirman no tener una ideología en particular que defender, sino que su intención es divertir haciendo sátira de la sociedad. Pero, ¿realmente están en esa posición moral?. Y esto es algo que veremos con claridad con la serie que deseo comentar a continuación.

Rick, Morty y El fin de la inocencia

Llama la atención ver cuánto han cambiado las cosas. “Regreso al futuro” es una de las sagas de culto para las personas de mi generación (los nacidos en los años 70). La inocente historia de Marty McFly y Doc, quienes viajan al pasado para hacer que los padres de Marty se conozcan y enamoren, y así asegurarse su existencia. La historia es una aventura inocente, sin desnudos, sexo, violencia, y con los clásicos buenos, malos y acción. Pero estamos en el 2018, ahora los protagonistas no tienen nada de noble, en el caso de Rick and Morty estamos ante un nuevo Doc, Ricky Sanchez, el abuelo de Morty, quien es un alcohólico que habla eructando y termina sus frases con un sonoro pedo, y un Morty que nada tiene que ver con Marty (Tomad nota el juego de palabras).

Morty es un adolescente estúpido, timorato, con la única motivación de tener sexo. Dan Harmon, uno de los creadores de la serie la describe como una fusión entre los Simpsons y Futurama. Con ellos viven el padre de Morty (inseguro, patético y con problemas en su matrimonio), la madre de Morty, cirujana de animales, bebedora como su padre y atormentada por haber sido abandonada y no haber recibido cariño de él. La hermana de Morty es Summer, una adolescente superficial, obsesionada con ser popular, en un episodio usa un aparato de crecimiento para aumentarse los pechos, pero todo sale mal y termina siendo un gigante desigual.

El verdadero protagonista de la serie es el científico Rick Sánchez, un verdadero prodigio quien es capaz de cualquier cosa con sus inventos, desde abrir portales dimensionales con su pistola, a fabricar su propio platillo volante con la chatarra que encuentra en el garaje. Su poder es tal que es prácticamente un dios, capaz de cambiar el pasado, clonar a su familia, o desplazarse entre distintos universos. Algunas aventuras salen tan mal que en un flashback al comienzo del episodio aparecen Rick and Morty llorando y gritando desesperados. Y es que Rick es un egoísta, no acepta instrucciones de nadie, y es bastante indiferente al sufrimiento de su nieto Morty, al que engaña, utiliza en su beneficio y en ocasiones abandona.

El absurdo se ve superado en cada episodio. En uno de ellos Morty le pide a Rick una poción para ser más atractivo, pero esa poción tienen un terrible efecto secundario, al mezclarse con el virus de la gripe que circula entre los estudiantes, esto hace que todos deseen a Morty de manera compulsiva. Rick crea un virus que hace que todos los humanos se conviertan en gigantescas Mantis, y un nuevo intento por solucionarlo hace que los humanos se transformen en Cronenbergs (monstruos sin forma). Finalmente Rick decide abandonar esa dimensión y viajar al universo C137 en el que todo es idéntico, pero en el que los Rick and Morty de esa dimensión mueren en una explosión en el garaje. Entierran sus cuerpos en el jardín de la casa y ocupan su lugar como si nada hubiera pasado. Todo esto hace que Morty se pregunta si su abuelo realmente lo quiere o ha prescindido de él en alguna ocasión. Me recuerda a la pregunta que el maestro de la Ciencia ficción Phillip K. Dick se hacía: “¿soy un humano, o un androide programado para creer que es un humano?”.

«Nadie tiene un propósito, nadie pertenece a ninguna parte, todos vamos a morir. Vamos a ver la tele.» "Escucha, Morty. Lamento decirlo, pero lo que la gente llama "amor" es sólo una reacción química que motiva a los animales a aparearse. Es un golpe duro, Morty, y lentamente se desvanece dejándote varado en un matrimonio fallido. Yo lo hice. Tus padres lo harán. Rompe el ciclo, Morty. Álzate por encima. Enfócate en la ciencia" (...) "Las bodas son básicamente funerales con pastel". (...) "No existe Dios, Summer. Tuve que arrancar esa tirita ahora. Me lo agradecerás después". Rick Sánchez.

Nihilismo, un callejón sin salida

"¡Wubba lubba dub dub! (Estoy sufriendo, por favor ayúdenme)". La frase “Wubba lubba dub dub” que Rick repite al final de cada episodio mirando al espectador y rompiendo la cuarta pared, al estilo del Saturday Night live, pretende ser una frase gatillo cómica pero encierra un significado triste, que se explica en un episodio: “estoy sufriendo, por favor, ayúdenme”.

Toda la seguridad de Rick, sus asombrosos conocimientos, su poder por encima de todos los universos paralelos nos enfrenta al drama de su vida, en uno de sus episodios va al dormitorio de su nieto, completamente alcoholizado y se pone una pistola en la cabeza, a punto de suicidarse.

Hay que reconocer que “Rick and Morty” tiene su gracia, pero el nihilismo quizás está bien para hacer ese humor absurdo, o para criticar la falsedad de la sociedad con un cubata en la mano, pero no para enfrentarse a una existencia tan corta como la humana, o a una cama de hospital. Y ese ese es “Wubba lubba” de esta serie, el mensaje que oculta la verdadera tragedia de sus protagonistas y la vacío de nuestras vidas, si el amor no existe, si la única realidad es la ley del más fuerte (o el científico más listo), si la belleza o el bien no tienen sentido ¿qué nos mantiene cuerdos?, ¿cuál es la razón para levantarse cada mañana?. Todas esas preguntas quedan silenciadas en el frenesí de acción, cambios de escenario y risas, la única opción es ver cuanto antes el siguiente episodio, y el siguiente, para que el entretenimiento tape el silencio que nos lleve a reflexionar.

Me sorprende que en nuestra sociedad occidental tengamos a adolescentes que, lejos de ser idealistas, son cínicos. Cínicos como el que ha vivido mucho y no le encuentra sentido a nada, ¡pero son jóvenes que no han vivido nada!. Son Ricks

En nuestra cultura en la que abunda la comodidad, el alimento y el entretenimiento llegamos a las mismas conclusiones a las que llegaba el sabio Salomón al considerar las cosas “debajo del sol”. ¿Qué sentido tienen el placer, el dolor, la muerte, el amor, la misma existencia?, ¿qué diferencia hay entre un ser humano y un simio?. El libro del Eclesiastés parte de todo lo que se hace “bajo el sol”, mirando cara a cara la vanidad de nuestra existencia para concluir: “anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios” Ec. 11:9.

Y es bajo esa luz en la que podemos descansar, la certeza de un Dios personal, y de un mundo que aunque no podemos ver, sí intuimos. Para el cínico Rick es una liberación borrar a Dios de la ecuación, para todo ser humano el sentido se encuentra en Él. Y ese Dios se ha hecho íntimamente cercano a nosotros, naciendo como hombre, para llevar a cabo la colosal tarea de la reconciliación, es Jesús aquel en quien todo ser humano espera, aunque lo busque en los lugares equivocados.


Julio Martínez
Escrito por Julio Martínez:

Ver sus 3 artículos en Entrelíneas
Entrelíneas: Página principal
Entrelíneas Televisión Rick and Morty

Escrito en Madrid por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 424 visitas. Puedes seguirle también en .

SELECCIÓN: +RECIENTES +VISITADOS +COMENTADOS +COMPARTIDOS


Escucha y descarga cientos de PODCASTS





¡Añade tu propio comentario!


Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo? No