Heridas Abiertas: ¿quiénes son los fantasmas de Wind Gap?

Sevilla, 26 de agosto de 2018. Existe una curiosa tendencia en el ser humano a la hora de afrontar las cuestiones más engorrosas de la vida. De algún modo u otro pensamos que huir o distanciarnos de los problemas es siempre la mejor solución. Quienes piensan que su principal problema es la familia intentan alejarse lo máximo posible de sus hermanos, madres o hijos. Por su parte, los que creen estar seguros de que son experiencias del pasado las que determinan su situación actual, pretenden olvidarlo todo, ya sea a través de las drogas, el trabajo, relaciones amorosas e incluso la iglesia. Sin embargo, tal y como nos demuestra Camille Preaker (Amy Adams), la protagonista de “Heridas Abiertas”, los fantasmas que nos atormentan parecen acompañarnos allá donde vamos y sea con quien sea que estemos. HBO ha anunciado que mañana, lunes 27 de agosto, finaliza la primera temporada de esta historia plagada de relaciones disfuncionales y crímenes cruentos en el pequeño pueblo de Wind Gap, una ciudad agotada de huir de sus secretos más oscuros.

La mente en pantalla

En el podcast “Still Watching” de Vanity Fair, la escritora Gillian Flynn afirma que no sabía por dónde empezar con su primera novela, “Sharp Objects” (Penguin, 2006), obra en la que se basa la última serie producida por HBO, “Heridas Abiertas”: Camille Preaker, una reportera emocionalmente inestable, vuelve a su pueblo natal para cubrir la noticia del asesinato de dos niñas y al mismo tiempo, enfrentarse a un pasado turbulento. Flynn tenía claro que su obra se basaría en la compleja y disfuncional relación entre una madre y su hija pero no sabía cómo engranar todo este relato hasta que leyó “Mystic River” (Morrow, 2001) de Dennis Lehane, una historia entre tres amigos de la infancia que vuelven a cruzar sus caminos debido a una investigación policial. “Pude unir mi historia con la de un misterio”, afirma Flynn.

Por ello, no debe extrañarnos que tras varios episodios la trama detectivesca parezca haberse quedado estancada. Lo relevante no son los hallazgos policiales, sino el mundo interno de la protagonista. En este aspecto “Sharp Objects” es una serie peculiar, ya que se trata de un intento de plasmar en pantalla el universo psicológico completo de un personaje. Esta es la razón por la que a pesar de las numerosas ofertas cinematográficas y televisivas, Flynn nunca se atrevió a traducir su relato en imágenes hasta que Martin Noxon (creador) y Marc Vallée (director) le propusieron una idea bastante original para que su libro saltará a la pantalla sin que fuese algo forzado: además de las secuencias que surgen de manera espontánea para detallar diferentes momentos de la vida pasada de Camille, si prestamos mucha atención, también podemos ver palabras escritas que desvelan los pensamientos de la periodista.

Dichas palabras pueden estar escritas en una mesa, en las señales que hay a lo largo de la carretera o en un coche cubierto de polvo. Como dice la escritora, “si prestas atención lo ves pero si te lo pierdes, tampoco es un problema. No soy fan de que la gente deba ′detectar′ ciertas cosas”; son pequeñas notas que nos permiten descubrir la culpa, el miedo o la ira de Preaker. De este modo, la imagen de Camille comienza a ser más ambigua y realista, manifestando las contradicciones y confusas motivaciones propias de todo ser humano.

Las mujeres de Flynn

El carácter humano de sus novelas es tan esencial para la autora americana que poco le importa ajustarse a lo políticamente correcto a la hora de desarrollar sus personajes. De ahí que las mujeres que nos describe Flynn sean tan distintas al modelo que muchos esperan. Un buen ejemplo de ello es Amy, la protagonista de “Gone Girl” (Penguin, 2012), quien trajo muchas críticas a Flynn por la posición moral que adopta el personaje en dicho relato. Algo similar ocurre en “Heridas Abiertas” donde uno de los temas principales es el matriarcado: “quería dejar claro que el poder puede ser algo horrible, que un matriarcado es tan malo como un patriarcado. Puede parecer distinto pero el poder es cruel.” De ese modo, lejos de idealizar a Camille, Adora o Amma, Flynn nos presenta un retrato humano de las mujeres con “una historia sobre lo que las mujeres pueden hacerse unas a otras- por qué las mujeres son crueles con otras, por qué las mujeres no se ayudan mutuamente”.

Entrevistando a Flynn, Megan Abbot muestra su acuerdo con la escritora en la visión que posee sobre los personajes femeninos y comenta que “algunas personas creen que las novelas deberían ser afines a una ideología, en lugar de permanecer en la ambigüedad […] ¿por qué las escritoras están obligadas a describir a sus protagonistas femeninos como personas ′virtuosas′?”. En este punto, ambas escritoras parecen confirmar aquella famosa cita que Oscar Wilde utilizaba para burlar la censura religiosa que imperaba por entonces: “no existen libros morales o inmorales. Hay libros bien escritos y otros mal escritos. Eso es todo.” La censura y el legalismo religioso parecen tener mucho más en común con la indignación secular de lo que se suele pensar.

Por todo ello, también era de esperar que el tópico de las autolesiones se abordase de manera que se evitase el victimismo de cualquier forma. A diferencia de otras series que han tratado este mismo tema, el mostrar los infinitos cortes que cubren el cuerpo de Camille no pretende “beatificar” a la protagonista, sino tratar de comprender la compleja trama psicológica que discurre por la mente de las personas que sienten el impulso de lesionarse a sí mismas. Según Gillian, “Camille es inherentemente amable a pesar de todo lo que le ha pasado […] Pero no está salvando bebés y gatitos sólo para que la audiencia pueda estar segura de que es una ′buena persona′”. Y son precisamente esta humanidad y ambigüedad en los personajes de Flynn lo que estremece al espectador, dejando en el aire la pregunta que más interesa a la autora: “¿Por qué hizo eso?”

¿Quiénes son los fantasmas de Wind Gap?

El retrato que la autora hace de Amma, la impredecible hermana menor de Camille, es la personificación de “Livia” (1948), la inquietante fotografía de Frederick Sommer que tanto ha inspirado a Flynn para “Sharp Objects”. La imagen muestra a una niña pequeña, Lydia, con las manos sobre su pecho, vestida de blanco, con trenzas y una mirada profunda que hiela la sangre. “Está vestida de forma tan dulce […] parece que está decidiendo si seguir con ese rol o dejarlo definitivamente. Parece que en cualquier momento podría hacerte daño”, comenta la escritora. Esta mezcla entre inocencia y crueldad que empapa el relato de Flynn hace que por momentos la serie posea un aura de misterio que recuerda a las novelas de Stephen King.

Siendo fanática del género de terror desde que era adolescente, Flynn reconoce que los monstruos y el cine gore apenas le suscitan miedo. Lo que de verdad le da pavor ahora “es esa sensación de que los personajes han sido barridos por una corriente que no pueden controlar, llevándolos finalmente a algo terrible y oscuro.” Wind Gap es el escenario perfecto para crear en la audiencia ese escalofrío que tanto fascina a la autora. A pesar de los vestidos blancos y las caras risueñas de niñas en patines, todos saben que la pequeña ciudad de Missouri guarda oscuros secretos que terminan por arrastrar a sus habitantes. ¿Qué ocurre en Wind Gap? ¿Quién está arrastrando a sus amables habitantes a esa espiral de crueldad y cinismo? ¿Será “La Mujer de Blanco” que ha visto el pequeño James Capisi? Como bien dice Joana Robinson, “La Mujer de Blanco” y las leyendas urbanas que gustan de ser contadas por los habitantes de ciudades como Wind Gap son un reflejo de “los verdaderos monstruos que merodean en las sombras de todo pueblecito”.

A medida que avanza la serie, Camille se percata de que “La Mujer de Blanco” le es más familiar de lo que creía en un principio. A veces es Adora, a veces es Marian, su hermana fallecida y en otras ocasiones es Amma. Pero en algunos momentos también es ella misma… Ha intentado huir de Wind Gap para olvidar esos fantasmas pero ahora no está segura de quién tiene que escapar. No sólo se trata de lo que hayan hecho los hombres con ella o si su madre ha perdido la cabeza. Flynn nos demuestra de forma cruda y sincera que al igual que Camille, nadie es inmune a ser barrido por la corriente incontrolable de nuestra propia naturaleza humana.

Podemos intentar justificarnos con experiencias del pasado o con nuestra historia familiar pero al final descubrimos por medio de nuestras actitudes y acciones que esos espectros crueles y egoístas también forman parte de nosotros. Tras descubrir que Camille se autolesiona, Amma le habla a su hermana de una amiga que también hace lo mismo: “dice que no duele porque las heridas ya estaban ahí antes, bajo la piel.” Nos encanta hablar de “gente tóxica”, de corrupción política o de la inmoralidad de la que padecen todos aquellos que no creen en lo mismo que nosotros. Pero “nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar” (Marcos 7:15) se les dijo a los religiosos del pueblo judío del primer siglo, quienes no soportaban la idea de que el pecado, el mal, estuviese en sus propios corazones. Sin embargo, el Evangelio nos recuerda que así como hay una profunda herida en toda alma humana que le lleva a la perdición (Romanos 3:23), también hay alguien cuyas heridas no traen culpa, ni condenación, sino verdadera sanidad (Isaías 53:5). En la cruz, Jesús de Nazaret cargó consigo toda nuestra decadencia y las consecuencias de esta para que todo aquel que confíe en él y reconozca su incapacidad para huir del torrente incontrolable del pecado, sea libre por fin (Romanos 8:1-2). No importa cuán grande sea la herida que llevamos en nosotros o la que infligimos en otros; ahora hay un “trono de la gracia” al que podemos acceder confiadamente por medio de Cristo y hallar en él la misericordia y gracia que tanto necesitamos (Hebreos 4:16).

Dani Sazo
Escrito por Dani Sazo:

Ver sus 5 artículos

VIDEO RELACIONADO:



Entrelíneas: Página principal
Entrelíneas Televisión Heridas Abiertas

Escrito en Sevilla por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 491 visitas. Puedes seguirle también en .

SELECCIÓN: +RECIENTES +VISITADOS +COMENTADOS +COMPARTIDOS


Escucha y descarga cientos de PODCASTS





¿Tienes algo que decir?



Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo?
No


¿VER LOS ARTÍCULOS MÁS COMENTADOS?