American Gods: Los viejos dioses han llegado al nuevo mundo

Madrid, 29 de junio de 2018. La serie de televisión American Gods es una poderosa experiencia estética, basta con mirar atónitos el increíble nivel de la intro con sus neones, su música electrónica y los viejos ídolos antiguos desfilando. El tema de las intros merece un artículo aparte, por lo que se ve en las últimas series está adquiriendo nivel de arte. Los créditos iniciales de Westworld dirigidos por Patrick Clair son, sencillamente, magistrales. Hay momentos en lo que parece que estás en los noventa disfrutando de un espectacular vídeo clip, es imposible retirar la vista los tétricos sueños de Sombra Moon, por mencionar sólo uno de los muchos desvaríos de la serie.



La segunda temporada, creada por Amazon para los suscriptores de su plataforma, se ha hecho esperar pero ya está el primer episodio en EEUU, para los fans es una excelente noticia. Toca esperar a verla en español, o bucear en la infrared para conseguirla antes de su estreno por aquí. No seré yo el que os indique cómo hacerlo.

"En mis tiempos estaba todo establecido. Cuando morías te ponías a la cola y te preguntaban cuales habían sido tus buenas obras y las malas. Si las malas pesaban más que una pluma, tu corazón servía de alimento para Ammet, el Devorador de Almas." Jacquel y Sombra

Han vuelto los viejos dioses, los dioses antiguos, los dioses paganos, llenos de engaños, de trucos, pendencieros, borrachos, lascivos, crueles, caprichosos. Hadas, dioses celtas, egipcios, leprechauns, e incluso dioses tan antiguos cuyos nombres han sido olvidados. Estos dioses han perdido fuerza al perder la fe de sus adoradores, quienes se han vuelto en pos de los nuevos dioses modernos. Pero los dioses paganos no han muerto, quieren recuperar el poder y la fe ganando nuevos acólitos, esa es la premisa de esta serie a la que sin duda muchos consideramos una serie de culto.

“Si no hay algún tipo de vida después de la muerte me voy a cabrear muchísimo”. Audrey.

¿Quien dijo que la religión ha perdido su interés en nuestra tecnificada y superficial cultura?. American Gods es un verdadero tributo a la religión, al miedo de los seres humanos, pero esta historia se vive desde la perspectiva de esos dioses. Aquí no somos los humanos los protagonistas, sino “ellos”, sus luchas y traiciones, la historia vista como una mitología moderna con anuncios de Coca-Cola.

“Yo no soy supersticioso, creo en muchas cosas, cuando hay razones y pruebas para creer, no creo en nada que no vea, pero hoy es como si tuviera un hacha sobre mi cabeza, no la veo, pero creo en ella” Sombra Moon.

Sombra Moon (Ricky Whittle) está a punto de salir de la cárcel, es una noticia feliz ya que le espera Laura, su esposa. Pero no sabe cuánto va a cambiar su vida. Nada más salir de prisión un viejo embustero, Miércoles, le contrata sin conocerlo de nada. Apenas entra a su servicio gana nuevos y poderosos enemigos, seres extraños que desean saber cuales son los planes de Miércoles.

La cara de Sombra Moon pasa del estupor a la incredulidad, entra y sale del mundo que considera real para entrar en otra realidad muy diferente, más cruel. Cree que desde que ha salido de la cárcel está perdiendo la razón, Miércoles no le es de mucha ayuda, le oculta sus planes y le obliga a conducir por carreteras secundarias mientras se reúne con personajes tan decadentes como él. Mientras tanto otras fuerzas intentan seducir a Sombra, ciber dioses aparentemente más poderosos, con mejores ofertas, ¿qué tiene Sombra que todos desean?, ¿por qué estos dioses tan poderosos tienen miedo de los planes de Miércoles? y sobre todo ¿quién es el viejo Miércoles?.

Desde el capítulo 2 nos adentramos en una especie de “road movie” que nos adentra en la América rural, de restaurantes de carretera, de supermercados y gasolineras, llena de personas corrientes, entre los cuales hay escondidas personas muy excéntricas que se han mezclado con ellos, como un viejo matarife con acento extraño, cuyo martillo exuda sangre y recuerda viejas batallas, en aquellos días en los que los antiguos dioses eran venerados por ambos bandos antes de enfrentarse.

“La pantalla es el altar, yo también soy el sacrificio…. el tiempo y la atención son mejor que la sangre de cordero”. Lucy Ricardo

Los dioses de América (EEUU) son otros, la tecnología de consumo, las pequeñas pantallas, y nuestros sacrificios que los fortalecen son las horas consumidas frente al altar del entretenimiento siempre presente en nuestros Smartphones. Los antiguos dioses no son fuertes en la América de la Coca-Cola y la Superbowl, pero ¿por qué tienen tanto miedo estos nuevos dioses?.

El ser humano ha sido creado para adorar, para entregarse completamente ante una causa más grande que él mismo. Nuestra cultura actual cree, erróneamente, que las viejas religiones han sido superadas, como el miedo a la oscuridad, pero nada más lejos de la realidad. El anhelo sigue fuerte en cada persona, si bien es cierto que hemos cambiado a Marduk por Britney Spears, o a Odin por los dioses del deporte y el éxito, los modernos campos de batalla donde se alcanzan la gloria y la inmortalidad.

Es quizás, nuestra ignorancia de la historia y la literatura, relegada en los planes de estudios por asignaturas con mejores salidas en el mercado laboral, la que nos hace creer erróneamente que estamos en la edad adulta de la civilización, pero seguimos siendo niños con miedo a la oscuridad, al cáncer, a la muerte o al paro. Llenamos nuestros anodinos vacíos con los éxitos de otros, o al desempaquetar el nuevo iPhone.

“Nuestros días están contados. El Dios Único viene para desplazar a los muchos dioses. Los espíritus de la madera y el arroyo han quedado en silencio”.

El puritano Thomas Watson decía: “Glorificar a Dios supone cuatro cosas: 1) el aprecio, 2) la adoración, 3) el afecto y 4) la sujeción. Esta es la renta anual que pagamos al Rey del Cielo. ” Nuestra adoración puede ser ofrecida a cualquier cosa, siempre y cuando estén presentes estos cuatro elementos. Tim Keller en su libro “Dioses que fallan” explica que los nuevos templos ahora son: las oficinas y los gimnasios, donde los adoradores se consumen para que los dioses del éxito y la belleza les concedan sus favores.

La adoración como tal no es exclusiva de una religión, sino que es un acto, una disposición del alma, es la religión de siempre, pero ahora tiene luces y no huele a incienso. Esa fábrica de dioses falsos que es el corazón del ser humano suspira por aquello que es el máximo deseo de nuestro corazón y cuyo nombre comienza por “¡si tan sólo tuviera….. entonces sería feliz!”.

El problema es que nada bueno sale de nuestro corazón “Porque del interior del hombre salen los malos pensamientos, los asesinatos, el adulterio, la inmoralidad sexual, los robos, las mentiras y los insultos.” (Mt 15:19). Llevamos un infierno en nuestro interior y estamos dispuestos a doblar la rodilla ante cualquier dios con tal de no adorar al Dios verdadero. Pedimos poco y nos contentamos con mucho menos, e ignoramos que aquel Jesús que se habló con la samaritana, un día de tanto calor como el que estamos sufriendo estos días en Madrid cuando le dijo que todo aquel que crea en Él encontraría una satisfacción completa.

Esa sed interior solo es calmada por el Dios que nos dio la vida, un Dios mucho más antiguo que los viejos ídolos, cuyo poder no se consume y que desea hacernos libres de los viejos y falsos dioses.


Julio Martínez
Escrito por Julio Martínez:

Ver sus 4 artículos en Entrelíneas
Entrelíneas: Página principal
Entrelíneas Televisión American Gods

Escrito en Madrid por el () . Hasta el día de hoy esta página ha tenido 330 visitas y 2 comentarios. Puedes seguirle también en .

SELECCIÓN: +RECIENTES +VISITADOS +COMENTADOS +COMPARTIDOS


Escucha y descarga cientos de PODCASTS



Comentario de Edwin Reyes

"Cuando vi por primera vez la publicidad de esta serie lo primero que pasó por mi mente era "Por fin! una serie que habla de la realidad de la idolatría actual". Algo me dijo que ibas a nombrar a Tim Keller jeje. Gracias por el artículo"

¿Quieres responder al comentario de Edwin Reyes? [+]


Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo? No







Comentario de Juan Antonio

"Gran serie y buen artículo"

¿Quieres responder al comentario de Juan Antonio? [+]


Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo? No









¡Añade tu propio comentario!


Por favor escribe las letras y los números de este código en el siguiente recuadro:

¿Deseas recibir notificación de otros comentarios al mismo artículo? No